BRANQUETA

Written by Daniel Rebollo

Escapar de la rutina, de las oficinas, de la lista interminable de correos electrónicos, de la presión de los jefes, de las horas interminables dentro de un avión. La necesidad de volver a crear algo con tus propias manos. De la calma, la quietud. La necesidad de encontrarse a uno mismo, de reencontrarte con tu pasado.

Esta es la historia de Maialen, la cabeza y las manos que están detrás de BRANQUETA, un proyecto con apenas unos meses de vida que se hace grande a pasos agigantados. Desde su taller, en el coruñés barrio de Monte Alto, da forma a objetos de cerámica, de decoración y lifestyle con sus propias manos, realizando todos los procesos de manera artesanal.

Tras completar su formación artística y participar en varias exposiciones, pasó a ser comisaria de algunas de ellas. Después, la vida le llevó a alejarse de lo que más le gustaba para pasar a trabajar con grandes empresas del sector de la moda, en el campo de la comunicación y el marketing. Hasta que decidió parar y volver a coger aire.

BRANQUETA fue una vuelta al taller, al silencio, al proceso de reflexión tras la fabricación de cada pieza. Es la huída de un “consumo de repetición, tan voraz como aburrido”. Es el retorno a unos procesos de producción sostenibles y consecuentes con una idea de vivir en el presente alejado de producciones en masa.

Maialen define BRANQUETA como: “un diminuto jarrón de porcelana, una torre imposible de platos desordenados o un inmenso frutero craquelado con dos delicados higos. Pero también es un par de servilletas de delgadas líneas azules, ese cuadro en la pared o un juego de palillos chinos. Tan finos que casi ni son.
Nos gustan las cosas bonitas. También tenemos de eso.”


Diseño: BRANQUETA

Fotografía: Maialen A.C. y Antonio Macarro

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *