AI! CARMIÑA

Written by Daniel Rebollo

Si hay algo que convierte una casa en un hogar, son las flores. Un elemento de la naturaleza que nos ayuda a dar luz y alegría a nuestros espacios con esos olores y colores tan característicos. Un elemento que nos hace conectar con el exterior desde el interior, haciéndonos sentir vivos.

Así surgió Ai! Carmiña, con la necesidad de Anxela y Elena de crear hogares. De plasmar en el arte floral su propio estilo. De trasladar el aroma de las ribeiras verdes de los ríos de Galicia al interior de las casas.

Tras estudiar en la Escola d’art floral de Cataluña, la morriña pudo con ellas y decidieron volver a Galicia. Montaron su taller en uno de los barrios más emblemáticos de A Coruña, Monte Alto, refugio desde el cual crean sus composiciones en las que siempre están presentes los elementos de sus montes, con un aire naturalista y un espíritu fresco y salvaje.

Su especialidad son las bodas. Reciben a los novios en el taller y comienzan con ellos un proceso para conocerse a fondo, pasando a diseñar luego el ramo, el tocado, la corona y toda la decoración que ayudará a que el día más especial de sus vidas sea inolvidable.

También imparten talleres para que el resto de los mortales aprendamos un poco más sobre su trabajo. Utilizan flores frescas y flores preservadas, siempre de temporada y haciéndolo coincidir con festividades; Navidad, la llegada del otoño, de la primavera…

Pero van mucho más allá. No quieren que su taller sea sólo un espacio de disfrute para ellas. Organizan cumpleaños, despedidas de solteras, algún que otro brunch y talleres de empresa. Todo lo que se les pueda pasar por la cabeza.

Son amantes de la fotografía y organizan largas sesiones en localizaciones que hacen evidente su arte a la hora de manejar flores y plantas. Consiguen hacer del monte su hogar. Nuestro hogar.

 


Diseño: Ai¡ Carmiña

Fotografía: Noela Ribás y Graciela Vilagudín

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *