OFICINA PEREGRINA

Written by Daniel Rebollo

Cuando tienes un espacio con muy pocos metros cuadrados y quieres montar tu oficina, sólo se te pasan por la cabeza frases negativas que te recuerdan que ahí no vas a poder hacer nada, que te vas a quedar enseguida sin sitio y que mejor buscarte un local más grande. Pero para frenar todos estos pensamientos y ayudarte con tus problemas volumétricos están ellos. NAN Arquitectos.

En esta ocasión se les presentó el reto de acondicionar un pequeño rincón en una entreplanta de un edificio para un despacho de procuradores, en el que pudieran tener su zona de trabajo, el máximo almacenamiento posible, recibir a sus clientes y un aseo. Era una estancia irregular y con planos inclinados, aunque tenía la ventaja de contar con algo de luz natural.

Diseñaron un elemento central que organizase todo el espacio y cumpliese todas las necesidades marcadas en el programa; una mesa con gran peso visual, sustentada por diferentes elementos que son aprovechados a su vez para almacenamiento. La mesa se divide en dos zonas: en una encontramos los ordenadores y en la otra la zona de reuniones.

Alrededor de este elemento central, recorre el perímetro de la estancia una estantería baja que sirve de apoyo al sitio de trabajo y que hace las funciones de almacenamiento.

Con todo ello, la oficina sigue siendo diáfana, sin divisiones, haciendo que parezca más grande. El único elemento divisorio que nos encontramos son los nuevos planos que ocultan el acceso al aseo y la zona de limpieza. Es un volumen diseñado en madera que crece y se va abriendo como un árbol, para dar sensación de movimiento y de forma orgánica en medio de un ambiente serio de trabajo.

Para la reforma se han utilizado pocos materiales, siendo los principales la madera de pino y el lacado blanco. La madera remarca los elementos nuevos, mientras que se utiliza el color blanco para lo existente. Detrás de la puerta de entrada encontramos un panel de madera blanco perforado que además de hacer las funciones de perchero, oculta los cuadros eléctricos de una manera sencilla y elegante.

Nunca ningún espacio fue tan pequeño como para no poder sacarle el máximo partido.


Arquitectura: NAN Arquitectos

Fotografía: Iván Casal Nieto

Ubicación: Pontevedra, Galicia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *