POSSUM

Written by Daniel Rebollo

El punto de partida en este proyecto de Arrokabe Arquitectos era muy claro: la tortura que supone para muchas personas levantarse cada día para ir a la oficina. Querían acabar con eso y brindar la oportunidad a los trabajadores de Possum de ir con ganas al trabajo.

En la segunda planta de un edificio exento destinado exclusivamente a oficinas, surgió la necesidad de crear espacios variables que pudieran modificarse en función de la carga de trabajo. Era un espacio sin acondicionar, que contaba sólo con la envolvente exterior, con huecos abiertos en las fachadas este, sur y oeste.

El programa requería una zona de recepción,  zonas comunes con servicios compartidos, despachos individuales y dobles, zonas de reunión, espacios abiertos para teletrabajo y una sala de descanso. Se plantea un espacio central al que se accede directamente desde la planta inferior y que posee un tratamiento perimetral diferente al del resto de estancias de la planta, convirtiéndolo así en el protagonista.

Este espacio central integra la estructura vertical del edificio, las nuevas instalaciones, las zonas de almacenamiento y las carpinterías interiores acristaladas que resuelven el acceso y la relación visual entre los diferentes espacios. El equipo de Arrokabe nos cuenta que: “define toda la organización espacial y funcional, y se presenta como  una piel de madera cuya geometría, materialidad y sistema constructivo, cualifica el espacio central estableciendo una relación que contrasta con los espacios perimetrales, más luminosos y con vistas”.

¿A que a estas oficinas si que iríais a trabajar contentos? Normal.


Arquitectos: Arrokabe

Fotografía: Luis Díaz Díaz

Ubicación: Santiago de Compostela

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *